Pastillas

Jornada en defensa del pensamiento científico

El 18 de septiembre de 2007 se llevó a cabo en el Instituto de Geociencias de la Universidad de San Pablo, Brasil, un evento, “Jornada en Defensa del Pensamiento Científico”, promovido por la Sociedad Brasileña de escépticos y racionalistas y el instituto mencionado.

Prof. Dr. Renato Sabbatini, de la UNICAMP, disertó sobre el analfabetismo científico.
Prof. Dr. Renato Sabbatini, de la UNICAMP, disertó sobre el analfabetismo científico.

Abrió la Jornada el Prof. Dr. Renato Sabbatini, de la Universidad de Campinas, con una exposición sobre el problema del analfabetismo científico tanto en Brasil como en el resto del mundo. Con cifras preocupantes para la enseñanza pública —por ejemplo, en Brasil sólo el 30 por ciento de los alumnos de nivel medio entiende lo que lee— Sabbatini hizo un repaso de las causas y consecuencias del analfabetismo científico y su importancia para la vida social y política, haciendo hincapié en la necesidad de enseñar cómo funciona la ciencia.

Le siguió el Prof. Mario de Pinna, de la Universidad de San Pablo, quien hizo una excelente y amena presentación sobre el denominado “creacionismo”, partiendo de un ajustado análisis de la evolución, la selección natural, las veces en que a Darwin se lo saca de contexto para justificar hipótesis creacionistas, y exponiendo las “justificaciones” insostenibles del “diseño inteligente” tales como la “complejidad irreductible”.

El ingeniero agrónomo Francisco Weschler, de la UNESP (Universidad Estadual Paulista) se dedicó a desmenuzar las estrategias para “vender el pensamiento no-científico”, esto es, cómo hacen los charlatanes para cautivar a la gente con un discurso anticientífico. He aquí algunas: desacreditar al método científico, confundir al público, popularizar la idea de que no se puede llegar a una demostración usando el método científico, y vender el enfoque “transparadigmático”. Llamó la atención sobre la confusión entre el método científico y las implicancias éticas, sociales y políticas de la ciencia. También resaltó el hecho de que para la mayoría de la gente, las revistas científicas están al mismo nivel que las de divulgación, y que éstas últimas frecuentemente no suelen publicar —por razones obvias— los artículos originales y a veces tergiversan los resultados de alguna investigación por razones de espacio o por necesidad de venta. Weschler conoce bien las artimañas de quienes venden chatarra por ciencia. Por ello mencionó las palabras mágicas: “misterio”, “conspiración”, “deconstrucción”, “energía”, “vibración”, “cuántico”, “sutil”, “transparadigmático”, entre otras.

Tuve el honor de participar del encuentro como orador, y sostuve la necesidad de que la comunidad académica se despierte de su largo sopor y tome conciencia de la importancia de la enseñanza del pensamiento crítico y de su divulgación a través de los medios de comunicación. Resulta imperioso el hecho de que la comunidad científica tenga mayor participación en los medios, cuando éstos promueven la pseudociencia y el charlatanismo.

Sérgio Navega, excelente exposición sobre la percepción y el engaño.
Sérgio Navega, excelente exposición sobre la percepción y el engaño.

Siguió luego una mesa redonda donde se debatió la defensa del pensamiento científico en las universidades y en los centros de investigación. Prácticamente todos los integrantes de la mesa estuvieron de acuerdo. Ahora veremos cómo se hace para, luego de la crítica, hacer y llevar a cabo propuestas específicas para contrarrestar la ola oscurantista y pseudocientífica que se observa en algunos centros de estudio.

Sin duda, la mejor presentación fue la del Dr. Sérgio Navega, quien abordó un tema apasionante, que despertó el interés de la audiencia: la percepción, la búsqueda de patrones por parte del cerebro, el engaño, las fallas perceptivas, las ilusiones ópticas, con excelentes ejemplos e ilustraciones. Navega es un inquieto investigador y muy didáctico a la hora de explicar el intrincado proceso de la percepción.

Hubo buen café, un almuerzo ameno y un clima muy grato. Felicitación especial para Roberto Takata, que estuvo a cargo de la organización administrativa y estaba a disposición para resolver cualquier inconveniente.

Tal vez, la mayor expectativa está puesta en la realización del Tercer Congreso Iberoamericano sobre Pensamiento Crítico en septiembre de 2008, en la ciudad de San Pablo. Los escépticos brasileños están bien dispuestos y tienen un material humano muy capaz y profesional para llevar a cabo tal evento, con la cooperación del CFI.